Escuchar radio en VIVO!

LATINOTAS

Compartir Nota

Recomiendan ampliar consumo de cereales fuera del desayuno

De gran valor nutritivo, aportan hidratos de carbono, proteínas y energía. Además de cumplir un rol importante en la dieta, se emplean para prevenir y tratar diversas dolencias.

Los cereales son fuente de hidratos de carbono que constituyen el principal nutriente energético y por eso, debe proveer la mayor cantidad de las calorías diarias. Sin embargo, cada vez se concentra más la ingesta de cereales sólo en una comida y olvidamos que con esta cantidad no es suficiente para cubrir la recomendación diaria.

Entonces, los cereales se deben comer sólo en el desayuno. La respuesta es “no”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda incrementar el consumo de cereales integrales como una estrategia para reducir el riesgo de obesidad, enfermedad cardiovascular y diabetes.

“Para hacerlo posible podemos incluirlos en el almuerzo, merienda o cena; o consumir un tazón de cereales con leche a modo de postre o tras el entrenamiento, explica Guillaume Pothier, gerente general de la tienda de productos saludables Luki (www.luki.cl)

Y, es que los cereales integrales y de grano entero poseen un mayor valor nutricional que sus homólogos refinados, aportando una mayor cantidad de fibra, así como de vitaminas, minerales y fitoquímicos (polifenoles y carotenoides, entre otros), con múltiples efectos beneficiosos en la salud.

De acuerdo a los beneficios que los cereales brindan a nuestra salud se encuentran:

Centeno: recomendable para la arteriosclerosis, hipertensión, enfermedades vasculares, al favorecer la circulación de la sangre.

Avena: fibra soluble con grandes virtudes terapéuticas.

Maíz: cereal con valores nutricionales únicos. Es el más jugoso de todos y el único que contiene betacaroteno en abundancia. Contribuye a estimular el crecimiento y el desarrollo de músculos y huesos por su elevado contenido en manganeso. Antinfeccioso natural y, tiene, efectos laxantes.

Trigo: rico en fibras, minerales y vitaminas. El germen de trigo es el embrión de la futura planta y la parte más nutritiva de la planta. Contiene vitamina A, B, E y K, hierro, magnesio, fósforo y proteínas.

Cebada: cereal fácilmente digerible, lo que lo hace ideal para la comida de los ancianos y niños. Tiene una suave acción laxante. Su bajo contenido en gluten lo hace apto además para el consumo de personas que tengan problemas alérgicos o dificultad en la digestión de la harina de trigo. Contiene ácido fólico, indicado en mujeres embarazadas, gracias a que protege de malformaciones al bebé.

24H

Publicidad – Redes

.
.

Fun Facebook

Categorías

Deja un comentario